Astronomía para emprendedores Capítulo II: Aviones de papel

De pequeña quería ser astronauta, recortaba estrellas de papel albal y las pegaba por la pared de mi cuarto simulando el espacio exterior, solía esconder un globo terráqueo iluminado entre las sábanas… mis botas de agua, el casco de la bici y la falda de tutú…
Me quedaba allí durante horas, petrificada tras la puerta… contemplando el universo con las luces apagadas.
(no sé por qué ya no hago esas cosas).

El Viaje Encantado

Jose Bernal & mi maravillosa experiencia fotográfica en Antequera
“Me encantan los días esos en los que parece que te lanzas, te quitas los complejos y te tiras a la piscina sin flotador. Con tus inseguridades y tus miedos escondidos en los bolsillos… con tus nubecillas reboloteando en la cabeza y las alas bajo los pies. Los días en los que eres tú misma, sin importarte que te critiquen… los días en los que decides que vale la pena.”

Desde mi Olivetti cuando no me ves

Es raro escribir con Olivetti en el año 2017, sobre todo porque al final escribas lo que escribas sino está escrito en ordenador, se pierde en el desorden caótico.
Contigo Olivetti las cosas son de otra manera, me pones nostálgica y me inspiras algo, será tu sintonía musical, esa cancioncilla al escribir, no sé… me generas un aire tan místico que hasta me siento especial.

 

Fotografía Tina Sosna

La Astronauta Valiente

 

Está la gente que vive en un metro cuadrado de realidad, que es feliz en una minúscula pompa donde todo cabe y todo controla, están los malhumorados, los quejicas incansables, los luchadores, los superficiales sin “chicha ni limoná”, los que quieren soñar, emprender y romper el techo, los que no duermen, los que se enamoran, los que lloran, los que ríen… están todos esos. Y después… están los valientes, estás tú.

La Casita Marinera


El mar y sus azules por la ventana, colores anaranjados que se dibujan como un cuadro de Monet. Y me quedo en blanco… pasmada mirando los minúsculos barcos en el horizonte. Historietas, viajes, películas… textos que regresan a mi memoria a modo de voz en off… y no me encuentro.

 

¿Subes el volumen?

… yo sólo quiero, yo sólo entiendo, yo sólo busco… y ya no me encuentro.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies