Madres, dragones y otras historias

Menudo rollo de cuentos chinos nos contaban de niñas… princesas encerradas en castillos con dragones, apuestos príncipes enamorados que trepaban la torre y mataban fieras con su espada mágica. Historietas imposibles, sólo aptas para cuentos de hadas. Todos sabemos que en la vida real la única capaz de salvar a la princesa, trepar una hiedra, negociar con un dragón hambriento sin salir ardiendo y mantener la cordura mientras caen bajo sus pies cincuenta puentes de madera y cuerda… es “una madre”.

Y ahora comprendo a mi madre, comprendo esa frase repetida a lo largos de los años, homenaje al refranero andaluz… “cuando seas madre comerás huevos”. Cuanta verdad. Podría contaros un millón de anécdotas de mis últimos tres meses, desde aquel día de parto descomunal hasta la tarde de hoy, y creo que me faltarían líneas. Momentazos a solas con mi hijo, completamente indescriptibles, época de pensamientos circulares, que cierran líneas vitales y nos reconectan. Momentos de un amor indescriptible.

Llorera de comedia americana (mía, no del bebé) a modo de “en qué lío me he metido”. Confieso que Samanta Villar decía un montón de verdades en su libro “Madre hay más que una”, y que me sale una sonrisilla pícara cuando bicheo el Instagram de Laura Baena y sus @malasmadres. Porque nadie nos enseña a luchar contra dragones, ni a proteger princesas, ni a escalar torres encantadas… intentamos hacerlo bien, lo intentamos tan fuerte que se nos olvida peinarnos, ponernos ese colorete nuestro y se nos olvida hasta que no es pecado dormir más de tres horas seguidas. No se… en estos meses me he acordado mucho de mi madre, de su lucha gigante por mi, esa que nunca le he agradecido, no se si me leerás en alguno de tus ratos de sofá y descafeinado, pero si lo haces quiero que lo leas en grande, GRACIAS MAMA.

Este va a ser mi primer mes de mayo como “madre”, mi primer “día de la madre” (que cosas!), en nada treinta y tres añazos y no sabéis el gusanillo tan increíble que tengo en el estómago. Qué ganas de bailar, brincar y comerte a besos! Qué subidón de energía de la buena!

Y es que una se siente protagonista de una de esas series de televisión en las que suenan las risillas del público de fondo y hay efectos especiales de sonido para recordarte lo pringailla que eres, porque tendrían que haberte grabado en video el día que te contaron por primera vez qué era eso del “saca mocos”, ahora amigo fiel e inseparable. Pero que queréis que os diga, pese al ejercicio intenso y sin descanso de esto de la maternidad… el tiempo pasa demasiado deprisa; y quieres, NECESITAS abrir los ojos el triple, para fotografiarlo todo en tu retina y no perderte nada de esta fiesta en el camino, cada sonrisilla suya, caba balbuceo nuevo, cada pedorreta… llevándote cada rayo de sol en el bolsillo. Porque aunque ya no me peine, eres lo mejor que me ha pasado en la vida, y me siento tan afortunada que ya ningún día, jamás de los jamases podría ser malo teniéndote a mi lado. Porque ahora yo también lucho contra dragones.

M I S   R E C O M E N D A C I O N E S

Descubre @latribudemami un concepto de empresa muy chulo que me tiene enganchadísima, camisetas con mensajes geniales al estilo “brócoli lover”.

Y para regalos originales donde los haya, el que se lleva la palma es el libro Querida mamá, entre tú y yo… un libro de preguntas sobre ti, para que lo escribas en tus ratitos de relax, con el objetivo de devolvérselo a tu hijo un día… convirtiéndose en ese recuerdo entrañable entre vosotros 😉

Todos tenemos una historia que contar. La vida es un viaje fascinante que muchas veces compartimos con los demás, sin embargo muchas historias y momentos nunca se escriben.

No puede pasar este día sin que veas la preciosa campaña que ha hecho Lucia Be para TOUS, ser madre es poder más de lo que crees (pincha aquí)

Y antes de despedirme os dejo el enlace del corto protagonizado por Najwa Nimri, Mi madre Me chiflan los estilismo de la mami en cuestión y la fotografía de la cinta. Seguro que os sentís súper identificadas, ya sea como madre o como hija, yo me he reído un rato.

Feliz día de la madre!

Hasta la próxima princesas y sapos, un beso enorme y gracias por leerme. BB

No hay Comentarios
Dejar un Comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies