Hasta Siempre Birichinata

El mundo es redondo y aquel sitio que parecía un final, también podría ser un comienzo.

Ivy Parker

Todo es cíclico, no podría entender la vida sin que fuese un círculo, porque las líneas rectas, esas interminables, llegadas a un punto se difuminan, dejan de ser nítidas, se desdoblan, y pierden su trayectoria. La verdad es que no quería que a este mundo le sucediese eso. Por eso he decidido despedirme, ponerle fin, y guardar ese universo místico, lleno de colores, canciones y personajes que nunca olvidaré.

Han sido muchos años, muchos. Once en concreto. Ha llovido mucho desde aquel 1 de enero de 2013, en aquel Madrid de ruido.

Y hoy cierro, me despido.

Aunque honestamente, creo que este Asteroide hace tiempo que partió, he sido yo, y solo yo, la que se ha aferrado a lo que significó un día, y se ha empeñado en retenerlo, en atraparlo en postales, estirando el tiempo, mientras encontraba nuestra canción de despedida.

Pero hoy…, de repente, por azar, por el mismo azar que me trajo hasta esta coordenada, he sentido sus acordes. Y ahí estaba.

Querida Birichinata,

Este será nuestro último café juntas, nuestra última cita a las cinco y media, nuestro último baile. Es nostálgico dejarte escapar, destruirte en un arrebato, soltarte para siempre… Pero no había otra manera. Perdona.

Te echaré de menos (mucho) durante esos ratos bajo la ventana, tocando nuestro mundo de colores con los dedos, pensando en esa cápsula espacial donde todo cabe.

Gracias por salvarme, por enseñarme la terapia de las palabras, y construir esa playa para mí, donde crecen preciosas flores de papel.

Y a vosotros, gracias de corazón, por haberme acompañado todo este tiempo. Si alguna vez habéis sentido la emoción de un latido al leer estas líneas, para mi, habrá merecido la pena. Porque ciertamente, no ha sido fácil, para que nos vamos a engañar, no es fácil hablar de ciudades burbuja, ni de playas violeta, ni de Siberias en la tierra, ni de planetas escondidos… Aunque confieso, que he sido muy feliz creando esos paisajes, entre comas y puntos a parte.

Hoy despega para siempre esta nave de hojalata. Ha sido un placer compartir lo desapercibido, quizás alguna vez os vuelva a escribir Desde Saturno.

Os dejo mi canción de despedida.

» No hay finales pequeña niña extraterrestre, solo principios con distintas variables y coordenadas»

Gracias por todos estos años princesas y sapos. Hasta siempre, BB

No hay Comentarios
Dejar un Comentario: