Días de boda

Me imagino como habrá sido tu mañana al despertar, un cúmulo de emociones indescriptibles. El día de tu boda, ese que imaginaste desde niña, que tantas veces nos hemos preguntado como sería, y hoy estamos aquí, compartiendo contigo, con vosotros toda su intensidad.
Virginia, la verdad es que es muy fácil quererte, tu no eres de las que fingen, tu eres de las que hablan, de las que ríen… de las que aportan alegría y vitalidad al mundo. Un día mágico, por cada recuerdo, por cada paso en el camino recorrido. Uno de esos momentos en los que el tiempo se detiene y todo lo vivido cobra un sentido diferente, todo se hace pleno. Cada café compartido, cada carcajada, cada lágrima… de repente encaja… y eres feliz, más feliz que nunca.

Con cariño para Virgi y Jordi
2 Comentarios
Dejar un Comentario:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies