Little Queen

“No vuela quien tiene alas… sino quién tiene un cielo”. Elvira Sastre

Suena Where I stand de Mia Wray en el escritorio del salónla casita marinera resulta abrasadora en verano, las horas parecen pesar, y que queréis que os diga es imposible que pueda tomarme un café frío en una taza. Descubro un rincón entre dos ventanas, donde el mar se siente de golpe, un escondite secreto para escribir un rato, pero Jorgito me encuentra, este niño no suelta su manta ni en el mes de agosto, se acurruca a mi lado con la brisilla marinera y escribimos juntos. Que bonita es esta canción, me transporta a mi planeta burbuja, a esos ratos infinitos de vino blanco, no consigo sacármela de la cabeza.

Invitadas, champán y otras pócimas

“Eres la manera que tiene el mundo de decirme lo bonita que es la vida.” J. Cortázar

Mar, preciosa novia Helena Mareque y Ana Dora, perfecta invitada Suma Cruz.

Invitada perfecta… me pregunto que habría hecho sin ti todo este tiempo, no se como habría sobrevivido a mis catarsis siberianas y a tanto melodrama peliculero; ratos de desamor, suspensos como catedrales y días de lluvia intensa. Gracias, simplemente por traer crepes de chocolate esos días raros, por saber poner siempre la película adecuada, por convertir nuestro pasillo en la pasarela de las estrellas y ponerte esa falda de tutú cada tarde para ver Fama a bailar.

Carta a una exploradora

“Creo que lo ordinario se da la mano con lo extraordinario, cada día.” Joy
Pensé en escribirte hoy… la noche siempre saca muchas más reflexiones fascinantes que la luz del día, la oscuridad esconde esa vulnerabilidad mágica que nos hace más pequeños, sí! Pero mejores…pedacitos de valentía y trocitos gigantescos de miedo.
A veces te desconectas, y entras en ese mundo de aventuras épicas que sólo tu conoces, y con el que sólo tú sabes soñar. Y es que tu forma de soñar siempre ha sobrepasado con creces todas las posibles y existentes barreras de la realidad. Tus sueños se extendían mucho más lejos de lo conocido… y eso, he de decirte que siempre me ha mantenido enganchada a tu cantimplora.

Siempre

El tiempo pasa, eso es inevitable, nos empeñamos en detener los relojes y nos resulta imposible. Los segundos pasan a velocidad de vértigo y frente a eso sólo nos queda disfrutarlos con la mejor de las sonrisas. Os miro y veo tantos recuerdos, tantas historietas vividas, tantas carcajadas… tantos carnavales de color. Lo mejor de caminar es que vosotras siempre recorréis el camino paralelo y de vez en cuando, puedo observaros por encima de los matorrales para ver que tal.
Siempre habrá plazoletas que unirán los caminos en un punto, siempre contaremos con puntos estratégicos, rincones para encontrarnos en un instante infinito, uno de esos que te llevas para siempre; y entonces será como volver a encontrarnos, volver al principio del camino.
Now and then, Amigas para siempre 1995