La hierba creciendo

Chispeaba, ese tipo de lluvia que nadie termina de comprender, el caso es que para llorar así no llores, o arrancas de verdad, con la liberación de emociones que eso supone o te secas las lagrimillas… Paseaba, un tanto enfurruñada por esa llovizna estúpida tan típica de Londres, cuando ví pasar un chico con una camiseta peculiar, llevaba un mensaje que no pasó para nada inadvertido ante mis ojos,»listen to the grass grow», fue una revelación para mí. Y es que a veces necesitamos «esa» pausa, cerrar los ojos y percibir las cosas de otra manera, «parar» en definitiva. Abrir los oídos y sentir que es lo que está pasando desapercibido… escuchar el mundo, apartarnos de las dificultades y simplemente escuchar la hierba crecer. Es cierto que nos cuesta «escuchar», quizás nos entretenemos, nos distraemos demasiado…

Las cosas importantes

Solemos aprender las lecciones de la vida sentados en la mecedora de la salita, cuando ya el bastón es nuestro mejor aliado, cuando la mitad de lo que éramos se quedó en el camino y los que nos enseñaron a caminar nos observan desde Dios sabe donde.

Feliz 2012!!! Persigue tus sueños

vintage
«Lo que sea que estés buscando en tu vida, está ahí para tí. Aparecerá donde y cuando sea necesario. Está siempre en tu mente. Lo que sea que necesites para completar este proyecto, o lo que sea que necesites crear. Todo está ahí, puedes prepararte y dejarte ir. Se trata de una ligera confianza de que todo sucederá perfectamente.» Dr. Wayne Dyer