Días de boda

Me imagino como habrá sido tu mañana al despertar, un cúmulo de emociones indescriptibles. El día de tu boda, ese que imaginaste desde niña, que tantas veces nos hemos preguntado como sería, y hoy estamos aquí, compartiendo contigo, con vosotros toda su intensidad.
Virginia, la verdad es que es muy fácil quererte, tu no eres de las que fingen, tu eres de las que hablan, de las que ríen… de las que aportan alegría y vitalidad al mundo. Un día mágico, por cada recuerdo, por cada paso en el camino recorrido. Uno de esos momentos en los que el tiempo se detiene y todo lo vivido cobra un sentido diferente, todo se hace pleno. Cada café compartido, cada carcajada, cada lágrima… de repente encaja… y eres feliz, más feliz que nunca.

Detalles

 Rescatando los recuerdos familiares, antiguedades que nos hacen brillar en esos momentos especiales.

Bailarinas

zapatillas ballet

Ató sus zapatillas y subió a la tarima. Su respiración era profunda, sintió el calor de los focos en su espalda y sintió como poco a poco cada nota penetraba en su interior. Entonces, se hizo a los sonidos.

Hierba y barro

Para esos días de reflexión,  cuando buscamos desconectar… y no encontramos más que ruido. Puedes trasladarte a un lugar único, donde el olor a humedad, hierba y barro invadirán cada uno de tus poros. Relajate, y buen viaje…
parque del retiro madrid

Diez de Enero

metro
«Quiero creer que voy a mirar este nuevo año como si  fuese la primera vez que desfilan 365 días ante mis ojos.»