HOLA Primavera

Llega la primavera… con esa revolución hormonal tan característica, tan loca y tan alérgica. Como cada año, abril a pesar de su inestabilidad general, y sus «lluvias mil», suele ser el mes donde empiezan los grandes ratos al sol, las primeras páginas del año bajo la sombrilla (sonries, verdad? lo percibo…)
Porque la playa de invierno se vuelve más real, más palpable a la luz del sol; y empieza a dejar atrás sus variaciones, sus emociones e incoherencias estacionales. La primavera aún nos regala esa virginidad, esa pureza absoluta con ciertas cicatrices de tempestades pasadas. Y es que vivir en la playa, al final es un estado, una forma de tocar el mundo, un estilo de vida.

Escapada campestre

Olor a frambuesas, toda la gama de verdes y un solecito anaranjado, la cabaña en el árbol y comilonas en el jardín. El resultado… una perfecta escapada campestre,  aquí os dejo mi galería.

Todo flores

«Siempre había habido en el planeta del principito flores muy simples, adornadas con una sola fila de pétalos que apenas ocupaban sitio y a nadie molestaban. Aparecían entre la hierba una mañana y se extinguían. Pero aquella había germinado un día de una semilla llegada de quién sabe dónde…» Antoine de Saint

Busca ese momento especial y no lo dudes, envuelveté en flores!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies