Menorca, Deja Vu

Una isla, agua por todas partes, ecos, voces que susurran secretos, magia en forma de temporal, un faro a lo lejos… una historia de verano, un coche galopando por un camino de tierra, la ventanilla abierta y esa ventolera de olor a sal y a algas salvajes… golpeándonos en la cara.
Bienvenidos a nuestro Cuaderno de Bitácora particular: M-E-N-O-R-C-A

Sube el volúmen 😉
y déjate seducir por las olas…
We were here (BOY)
Menorca ha sido nuestro viaje veraniego, después de una boda de cartulina, de una noche de verano llena de emociones… necesitábamos una escapada novelística; sensaciones de escondite secreto, de intimidad máxima, de re-sintonización, de re-comenzar… de conexión con la tierra y la naturaleza.
Se llaman “deja vu” a esa sensación de experiencia repetida, a esa sensación de vivir un instante ya vivido en el pasado. MENORCA, creo que me enamoré de ti en una vida pasada, puede que formases parte de mi corazón en otro tiempo; porque sólo eso explicaría la magia que generaste en cada poro de mi piel. Tus aguas cristalinas, tu paz interior, tu ritmo pausado, tu musicalidad absoluta… un paisaje muy similar al de aquellos míticos veranos saturnianos, de los que tanto os hablo.
Tres Sants fue nuestra casa durante aquellos maravillosos días de cuento, y cuando digo casa, quiero decir CASA en su significado más profundo… me refiero a hogar. Tres Sants es muchísimo más que un hotel, mucho más que un hotel con encanto… es un lugar ESPECIAL, pensado para hacer disfrutar, para hacer felices a cada uno de los corazones que duermen entre sus paredes. Cada detalle, cada aroma, cada libro, cada palabra cruzada en el Tres Sants merece ser nombrada en estas líneas para el recuerdo.
Gracias Tres Sants, por formar parte de nuestra aventura, por recomendarnos tantas rutas inolvidables, por sonreírnos en cada cruce de miradas, por compartir historietas geniales en esos cafés de la mañana… Un abrazo de esos de verdad para José, María y Jesús, nombres celestiales de gente magnífica en la tierra.
CIERRA LOS OJOS
Atrapa este instante…
esta brisilla veraniega,
que dure toda la VIDA
Los días en la isla eran pausados, sin prisas, DISFRUTONES… Lo que nos permitía percibirlo todo, saborearlo todo y por supuesto grabar esa intensa paleta de color en nuestras retinas.
AZULES, TURQUESAS… VIOLETAS Y TODO TIPO DE ROSAS
Por supuesto, os tengo que contar algo de nuestra ruta culinaria, que sería de un viaje DISFRUTÓN sin una buena carta sobre la mesa, que sería de nosotros sin un cuaderno de bitácora con sabor. Descubrimos lugares bastante especiales, y he de confesar que los vinos menorquines han sido mi gran descubrimiento.
Probamos y probamos… ÑAM, ÑAM!!! …ese famoso tiradito de pescado de roca de Smoix, con unas vieiras de cine… el carpaccio de rape del Consul, los maravillosos pescados del Sallagosta en Fornells o la caldereta de arroz del S’Amarador, en el puerto de Ciudadella.
Pero nuestro diez (SIN DUDA, y con mayúsculas) fue para el Restaurante Rels, platos tradicionales, llenos de sabor. Los cocineros, Joan Bagur y Toni Taltavull apuestan en Rels por un tipo de cocina sorprendente para el paladar, llena de contrastes pero sin perder el toque casero de siempre que tanto nos gusta; además nos trataron de maravilla. Si pasáis por Menorca no os lo podéis perder!
M-E-N-O-R-C-A
Todas las playas de Menorca son un tanto mágicas y salvajes, pero si tuviese que llevarme alguna, me quedaría con Macarella y Macarelleta, puede que su fama las masifique un poquitín, pero si consigues encontrarlas solitarias, virgenes y al amanecer… habrás vivido dos veces 😉
Por supuesto… ninguno de estos paisajes hubiese sido lo mismo sin nuestro querido chico indie y su peculiar forma de fotografiar la vida. GRACIAS Jorge por cada viaje.
We’re in the air
we’re in the water
From the rooftops down to the pier
I’ll never walk these streets alone
We were here, we were here
we were really here
We’re in the air
we’re in the water
Engraver into waves
Invisible ink on the walls
We were here, we were here
we were really here
Estamos en el aire
estamos en el agua,
desde los tejados hasta el muelle,
nunca caminaré sola estas calles.
Estuvimos aquí, estuvimos aquí
de verdad que estuvimos aquí
Estamos en el aire,
estamos en el agua,
grabados en las olas,
tinta invisible sobre las paredes.
Estuvimos aquí, estuvimos aquí
de verdad que estuvimos aquí
BOY, We were here
Querida isla… podríamos volver mil veces 😉
 Un abrazo enorme y gracias por leerme. Hasta la próxima, BB
No hay Comentarios
Dejar un Comentario:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies