Detalles de una boda

Cada boda es especial y diferente. Es cierto que el mundo nupcial se ha convertido en un negocio abismal, a veces incluso ilógico. Pero creo que no es necesario entrar siempre en esa dinámica de precios desorbitados, una boda es un día de celebración único y personal, con el que podemos jugar, inventando detalles singulares, que nos definan y sorprendan a nuestros invitados. Recuperar el “DIY” más auténtico, resulta además de exclusivo, una forma estilosa de convertir ese día en un momento irrepetible, lleno de pequeños recuerdos inolvidables.

Hace ya algún tiempo, recibí un email de una chica de Madrid, Berta 😉 pidiéndome que compartiese en el blog los detalles que había elaborado a mano para el día de mi boda. La verdad es que me ilusioné muchísimo con sus palabras, alguien que no conocía personalmente se había interesado por todas aquellas cositas que aparecían en un segundo plano en el post de mi querida BODA DE CARTULINA, y en algunas que otras fotos de Instagram. Y me puse a buscar y a buscar… y gracias a esa manía mía de coleccionar recuerdos y de hacer fotos a todo lo habido y por haber, fui seleccionando detalles. Entre unas cosas y otras, he tardado un montón en publicar esta entrada… pero aquí está.

Este post es en especial para todos esos que siempre tenéis un rato para dejar un comentario o escribirme un email con palabras bonitas, por curiosear mi mundo y por tantos ratos de lectura juntos. Espero inspiraros. Un besote enorme y miles de gracias.

MI BODA DE PAPEL Y CARTULINA

Pequeñas cosas para sonrisas enormes 

Las invitaciones

Las invitaciones las hicimos a mano, montando una imagen de una de mis ilustradoras favoritas, Genevieve Santos, sobre un poema de  Luis Alberto de Cuenca, que dice así… “Viajar a Marte o al cuarto de la plancha, pero contigo”. Como siempre papel Kraft, sobres reciclados, detalles con sellos antiguos, cuerda y ramilletes de paniculatas y espiga.

Las tarjetas de agradecimiento

Cada una de las doscientas tarjetitas de agradecimiento estaban hechas a mano, durante tardes de café y ratitos de sofá. La verdad es que disfruté muchísimo elaborando cada una de ellas al detalle… imaginándome a los invitados leyéndolas y guardándolas en un rinconcito de casa para el recuerdo. Cada tarjetita buscaba trasladarles un pedacito de mi, de mi cariño, de esas cartulinas que busco y guardo en carpetas, y de mis recortables llenos de sueños. Tarjetas únicas para personas únicas, con la frase que más repetí aquel 11 de junio, “miles de gracias por estar aquí”.

Detalles para invitados especiales

Siempre tenemos la necesidad de compartir palabras con personas el día de nuestra boda, demostrarles de alguna forma lo especiales que son para nosotros. ¡Y que mejor forma que escribirles una postal!

Cartas, pergaminos y varitas mágicas.

Paquetitos especiales para futuras novias

Tarjetones y flores para las grandes protagonistas, esa fantástica madrina y madre de la novia.

Pai Pais hechos a mano

Me pareció gracioso elaborar Pai Pais para los invitados, para pasar el calorín de junio de la forma más graciosa y entretenida. Papeles con diferentes estampados, texturas, formas superpuestas, lazos, botones decorativos… y frases bonitas escritas a mano sobre palillos de colores.

Jabones caseros con ramilletes de lavanda, varitas con mariposas, flores y estrellas

Le di muchas vueltas al regalillo de los invitados; finalmente decidí montarlo todo en una mesita. A veces los detallitos de boda se quedan abandonados y otras son valorados como tesoros. Por eso pensé que era mejor dejar que cada invitado cogiese aquello que  le gustase y desease guardar, total aunque se tratase de cositas pequeñas, estaban llenas de ratos de trabajo e ilusión  y me hubiese dado mucha pena verlas abandonadas en cualquier rincón 😉

El libro de firmas

El libro de firmas lo monté a partir de un bloc de dibujo antiguo que puruleaba por casa, customizado con papel floral, en diferentes tonalidades. Rellené el interior con pegatinas divertidas y mensajes para inspirar a los invitados. En la mesa de firmas colocamos una jaula llena de pajaritas de papel, un tarro de barro con rotuladores y lápices, cestas de flores, recortables de papel con forma de grandes mariposas y una cestita llena de postales, que recogían lugares y momentos especiales para nosotros.

El tocador

Y para el baño, hice un poco de todo… jejejeje. Paquetitos, sobres, cartulinas, cestitas con lavanda, como no… y botes de cristal con aviones antiguos pintados a mano para guardar todo tipo de cosas.

Otro recuerdo super chulo que guardo es un álbum de fotos con todos los instantes significativos de aquel año, que me encanta releer a modo de “making of” 😉

Espero que os haya inspirado.

Un besazo y hasta la próxima princesas y sapos. BB

2 Comentarios
  • Berta
    Responder
    19/02/2018

    ❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️ Me encanta!!! Me encanta!!! Me encanta!!!

  • Leoncillo
    Responder
    05/03/2018

    Eres una artista!! Y menudo trabajo!!

Dejar un Comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies